Yo No Lavo Esos Pies.

Yo No Lavo Esos Pies

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.
Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) Misionera yugoslava nacionalizada india. Estamos dispuestos a lavar los pies del prójimo?

Había terminado mis cuatro años de Estudios Bíblicos en el Instituto Bíblico Y mi anhelo era ser enviado a servir como Pastor en alguna de las Iglesias en mi país Venezuela. Cuando hablé con la Directora del Instituto Bíblico una anciana Americana y a la vez pastora de la Iglesia donde asistía me dijo: No Serafín, No hay en este momento Iglesia disponible, pero tengo para ti la oportunidad de servir al Señor barriendo la Iglesia donde estoy pastoreando. Dí media vuelta súper enojado y mientras caminaba por el pasillo, me decía a mi mismo. Yo no estudie cuatro años para ser un barrendero.

Cinco largos años

Me encontré con un amigo que asistía conmigo a la misma Iglesia y le dije en  tono de enojo la oferta que la pastora me había hecho y este amigo tenía un negocio propio. Cuando le dije que no iba a aceptar esa oferta, él me dijo: Oh, Yo si. Siempre he querido servir al Señor y está es mi oportunidad. Le dije y que vas a hacer con tu negocio? Y él me contestó. Lo cierro, quiero servir al Señor aunque sea barriendo.
Sentí como si me hubiesen dado dos bofetadas en mi rostro. Sentí vergüenza con Dios y conmigo mismo. Tuve que rogarle a mi amigo que no me quitara la oportunidad de servir a Dios. Y luego de muchos ruego, logré que él me diera espacio abierto para seguir.
Cinco largos años estuve allí barriendo la Iglesia antes de ser enviado a mi primer pastorado. Los primeros tres años fueron traumatizantes  para mi ego enaltecido. Un día Dios trato conmigo mientras lavaba baños con lágrimas de enojo en mi ojos.

Sentí que Dios hablaba a mi corazón y me decía, “ De aquí no te sacaré, hasta que cambies tu manera de ver tu trabajo. Te he dejado acá para que aprendas la lección básica de la humildad. Fundamento sin el cuál no podrás servirme a cabalidad  y en forma optima”.
Pedí perdón a Dios y mi actitud cambio los próximos dos años. Hoy, al tener más de 40 años en el ministerio valoro profundamente lo aprendido allí con la escoba en mi mano.

El Mejor servicio

El mejor servicio que podemos prestar a los afligidos no es quitarles la carga, sino infundirles la necesaria energía para sobrellevarla. Phillips Brooks (1835-1893) Clérigo episcopal americano.

Jesús , el Maestro, Señor y Salvador sorprendió un día a discípulos a pocas horas de ir a la Cruz y Juan Capitulo 13:4,5 lo escribe así:
Se levantó de la cena,  se quitó su manto y, tomando una toalla, se la ciñó.
Luego puso agua en una vasija y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secarlos con la toalla con que estaba ceñido.
En el tiempo del Ministerio del Señor era una costumbre cuando se tenían visitas en casa, tener un siervo que se encargaba de lavar los pies de los visitantes. Las calles polvorientas, los largos trechos caminados y los zapatos de ese tiempo eran sandalias abiertas exigían que el anfitrión proveyera en términos de cortesía, descanso y buena presencia la oportunidad de lavar los pies a través de un siervo.

No es apetecido

Por qué nos cuesta a nosotros entender en la Vida la grandeza del Servicio?.
Por qué queremos vivir como Señores para ser servidos aún en el ministerio?
Cuál es el Fundamento del Servicio Pleno.
En el Evangelio según San Juan Capítulo 13 lo explica claramente y demuestra porqué Jesús decidió Lavar los Pies de sus Discípulos desplegando con claridad lo que yo llamo El Fundamento del Servicio Pleno.
Razón por la cuál tomo la toalla y el lebrillo dice Juan:
“Sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios y a Dios iba”. V. 3
Es un triple Fundamento.
1.- Seguridad de quién soy y lo que tengo” – Sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos.
2.- Seguridad de donde Vengo. “y que había salido de Dios”.
3.- Seguridad a donde voy. “y a Dios iba”.
Estas tres seguridades en la vida son las que van a determinar mi servicio no importa donde ni que sea.

Trabajos fáciles?

Que no te llamen solamente los trabajos fáciles
¡ Es tan bello hacer lo que otros esquivan!

Pero no caigas en el error de que sólo se hace mérito
con los grandes trabajos; hay pequeños servicios
que son buenos servicios: ordenar una mesa, ordenar
 unos libros, peinar una niña.
Aquel que critica, éste es el que destruye, tu sé el que sirve.
El servir no es faena de seres inferiores.
Dios que da el fruto y la luz, sirve.
Pudiera llamarse así: “El que Sirve”.

Y tiene sus ojos fijos en nuestras manos y nos
pregunta cada día:

¿Serviste hoy? ¿A quién?
¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?
Vamos…vamos servir en aquello que Dios nos llama.

Dr. Serafín Contreras Galeano.
www.serafincontreras.com

 

Haz clic acá abajo para ir al tema completo en audio en la voz de Serafín Contreras Galeano:

 

 

¿Ha sido de Bendición este tema? Entonces compártelo:

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

23 Comentarios en "Yo No Lavo Esos Pies."

avatar
Luiscory
Visitante
Luiscory

Gracias por el artículo.Sencillo, claro pero profundo.
Ha sido una noble inspiración aún para compartirlo con los demás.
Definitivamente Jesús es el modelo perfecto de un servicio con humildad.
Luiscory

Lila Orozco
Visitante
Lila Orozco

siempre he querido emprender el camino de servicio, sobretodo en la iglesia donde asisto. Pero siempre he encontrado tropiezo. Pero cuando leo este articulo dr. Serafìn creo que Dios definitivamente le habla a uno directamente al corazòn. Porque llevo un desierto muy largo en mi vida hace mas de un año, pero veo que es Dios el que està haciendo su obra en esto. Gracias porque comprendì que el desierto es el mejor estado para ver la gloria de Dios sobre nuestra vida. Bendiciones.

Enrique
Visitante
Enrique

Dios es el Gran Servidor, sin su servicio diario nadie podría vivir

Maria Borgono
Visitante
Dr. Serafin, que hermoso esta este articulo sobre el servicio y la humildad, nuestro mas grande ejemplo Nuestro Amado Jesus, el Hijo de Dios hecho hombre, dejo los Cielos, trono, honra para venir a la tierra y no solo nacer como hombre, sino vino a ser servidor de hombres imperfetos, pecadores; lavarle los pies a sus apostoles no fue una afrenta para Jesus; que diremos nosotros, de que nos quejaremos, porque tanto orgullo? me he quedado sin palabras la verdad que me ha tocado este tema. Gracias a mi Dios y Padre Celestial por guiarlo a Ud. a exponer estos… Leer más »
trackback

[…] Publicado En: Serafin Contreras Galeano Comparte este artículo con tus amigos en facebook: […]

1 2 3 5
wpDiscuz

Similares: