Cuatro Pasos Para Reinventarnos

4 Pasos para reinventarnos

 

Cuando mi amigo emigró a los Estados Unidos, tomó la decisión simple, pero transcendental, de traducir su nombre. En su país de origen era de apellido Molinos, aquí decidió ser Mills. “Me reinventé completamente.”
Esa noción de hacer cambios simples que tienen la capacidad de reinventarnos es un proceso muy pertinente, sobre todo cuando iniciamos un nuevo ciclo. Y es que en cierta forma todos necesitamos, periódicamente, empezar de nuevo. Ya sea en nuestra vida profesional o laboral, en nuestra vida familiar o relacional, o en nuestra vida personal, muchos de nosotros hemos estado contemplando reinventar un área de nuestras vidas.
¿Por qué reinventarnos?

 
Reinventar es sinónimo de cambio. Cambiamos por varias razones. Hay razones internas, como cuando hemos quemado una etapa, hemos llegado a cierta edad, hemos tenido una experiencia espiritual, o hemos desarrollado un cambio paradigmático en nuestra vida. Las razones externas tienen que ver con cambios en nuestro medio ambiente, ya sean la situación familiar, o relacional, y las condiciones sociales, laborales, o económicas. Llegamos a un punto donde sabemos que no podemos continuar más de la misma manera. Es decir, que queremos aprender de nuestra experiencia. No podemos seguir haciendo las cosas igual que antes y esperar un resultado diferente.

¿Cómo reinventarnos?
Primero, tenemos que hacer menos. Esto es paradójico, pero cierto.  Mientras más cosas tengamos por hacer, menos tiempo dedicamos a la reflexión y al análisis de qué debe cambiar. La carrera frenética de hacerlo todo, diluye nuestra efectividad y aniquila nuestra creatividad. El destino inevitable de esta hiperactividad es el burnout. Personas altamente efectivas, por el contrario, se enfocan singularmente en dos cosas
• Sus áreas fuertes donde son competentes
• Las áreas que mayor resultado rinden.

 
Me contaba un amigo que al empezar su cafetería, tenía muchos planes para su menú.  Sin embargo, a pesar de lo sabroso y único de ciertos platos, no le rendían lo suficiente para mantenerlos en el menú.  Tuvo que enfocarse en lo que más le rendía y eliminar elementos exóticos del menú.  Su pragmatismo y enfoque en su área de fortaleza se ha traducido en un gran éxito. ¿Cuáles son tus áreas de fortaleza? ¿Cuántas actividades interesantes tienes que enfatizan tu lado débil?
Esto es igual que limpiar el escritorio. Nos vamos a encontrar con muchas actividades cuyo único propósito es ocupar espacio. Esas actividades y esfuerzos que no tienen que ver con nuestras áreas de fortaleza o competencia, deben ser eliminadas.
La carrera frenética de hacerlo todo, diluye nuestra efectividad y aniquila nuestra creatividad.

 

 

Segundo, debemos tener una visión clara de dónde queremos ir.  Si nos interesa dejar un legado y aportar algo importante, nos urge pensar claramente cómo vamos a integrar nuestras habilidades con nuestros valores e intereses.
Esto empieza con una visión de nuestra vida.  ¿Dónde quieres estar en 5, 10 años?  Yo he logrado lo que me propuse cuando tenía una familia joven. En esta nueva etapa, me toca desarrollar una visión clara de mi rumbo en los años que vienen.

 
Tercero, debemos hacer un inventario de las destrezas, habilidades y experiencias que tenemos para lograr nuestra próxima meta. Reinventarnos no requiere necesariamente dejarlo todo atrás y empezar de cero. Al contrario, es entender que nuestra experiencia tiene un valor y que en la nueva etapa podemos usar las destrezas que hemos adquirido en nuestro camino. Ahora en la nueva etapa podemos darle un nuevo propósito a esas experiencias y destrezas.
A veces esto surge de una perspicacia acerca del futuro. Es decir que discernimos las tendencias en nuestra área de competencia y hacemos cambios que impactan como hacemos las cosas.
Por ejemplo, en su competencia con Blockbuster, Netflix decidió alquilar películas física y digitalmente, en vez de tener un lugar físico donde la gente iba a buscar videos para ver. Ahora que están produciendo su propio contenido, Netflix está reinventando el concepto mismo de la televisión. Reinventar nuestra situación, nuestro negocio, nuestro futuro involucra eso.  Requiere entender cómo funciona algo, cambiar la forma de hacerlo, y en el proceso, la forma en que otros hacen las cosas.

 
Cuarto, debemos de parar las excusas. Rodrigo tenía mil formas de esquivar su pasividad. Decía que no era el tiempo adecuado, y luego que el tiempo se había pasado. Después predecía que no le iba a ir bien y que le iban a rechazar. Pero cuando por fin dejó las excusas y actuó a pesar del miedo, empezó a tomar clases de noche, hizo una pasantía en las noche y fines de semanas y por fin obtuvo su certificación de paramédico. Su compasión natural por las personas y su habilidad de mantener la calma en medio de crisis, hicieron de él un paramédico nato en su ciudad. Se reinventó de un corredor de seguros detrás de un escritorio, para hacer lo que realmente le apasionaba. El mejor tiempo para ese cambio es ahora. ¿Qué excusa o qué miedo te está deteniendo a ti?

 
Fuente:
Dr. Marcel Ponton
Neuro Psicólogo.
www.marcelponton.com

 


Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

avatar

Similares: