fbpx

Callar La Ignorancia

“ La voluntad de Dios es que la vida honorable de ustedes calle a la gente ignorante que los acusa sin fundamento alguno.”

1 Pedro 2.15

La ignorancia es algo complicado y hay una gran diferencia entre la ignorancia y la estupidez. La ignorancia es la falta de conocimiento, mientras que la estupidez es falta de ignorancia.

¿Ignorantia O Estupidez?

Una persona puede ser ignorante o carente de conocimiento en el tema de astrofísica, pero eso no le hace estúpida. Entonces cómo llega alguien a la ignorancia? La gente es ignorante por diferentes razones: falta de exposición a cierta cosa o manera de vida, enseñanza, instrucción y/o educación incorrectas, o un carente deseo de saber. Hay muchas cosas feas que nacen de la ignorancia, como el racismo o nacionalismo.

La ignorancia típicamente hace que la gente actúe de maneras precipitadas y sin fundamento. Por ejemplo, si yo creo, por ignorancia o falta de conocimiento, que toda las personas árabes son iguales que o son terroristas, entonces es probable que diga y haga algunas cosas precipitadas e imprudentes.

Acá Está El Punto

Entonces acá esta mi punto. Hay mucha gente que simplemente no tienen educación, poca educación o educación incorrecta sobre lo que significa ser un cristiano, dejándoles ignorantes. A causa de esto, es probable que digan o hagan cosas muy agresivas, precipitadas, aborrecibles.

Desafortunadamente es muy difícil convencerles de su ignorancia con palabras. El versículo mencionado dice que el deseo de Dios para nosotros es que usemos la manera en que vivimos nuestras vidas para mostrar la verdad a los demás, y que al hacer bien les dejaremos literalmente sin palabras.

No Trates De Discutir

Puedo garantizar que hay una o dos personas cerca de ti que son ignorantes sobre el tema de lo que significa ser cristiano. No trates de discutir con ellos, o descartar su ignorancia con palabras. Eso solo creará mas argumentos y discusiones.

No creas que simplemente son personas anti cristianas llenas de odio. Es muy probable que su ignorancia no sea su culpa, o no completamente. En cambio, sé intencional sobre la manera en que vives tu vida. Sé generoso, amable, compasivo, trabajador, honesto, digno de confianza, consistente y amoroso.

Hoy, no desperdicies tus palabras al defender el Evangelio ante un ignorante. En cambio, invierte tu vida en educarle, a través de tus acciones.

Robert & Rebecca Vander Meer


Escribe Tu Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: