Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

Verguenza o Gracia

La Respuesta A Un Corazón Herido

 

Una de las estrategias clásicas del enemigo en contra de los hijos de Dios es provocarles un sentimiento de ser abandonados por Dios. Este sentimiento de abandono es la clase de presión que el infierno utiliza para evaluar la confianza de un hombre en Dios.

 

Este sentimiento de abandono también es encontrado indudablemente entre aquellos enredados en la red de la esclavitud sexual. Incrementando el nivel de vergüenza en nuestras vidas, el enemigo solamente aprieta el lazo corredizo de la esclavitud sexual alrededor de nuestras almas. Ante tal adversidad, nuestra única fuente de esperanza y sanidad duraderas resulta de comprender el poder de la sangre de Cristo para liberarnos de la vergüenza del pecado.

 

La sangre de Cristo fue derramada para liberarnos del agarre infernal del pecado y de la muerte en nuestras vidas. ¡El puede sanar el daño más profundo, el trauma y esclavitud de nuestras vidas!

 

La sangre derramada de Jesús es la respuesta para las necesidades más profundas, los dolores y los daños en nuestras vidas. En última instancia, la integridad es sobre el valor que vemos en nosotros mismos. La cruz declara que Dios ha puesto un valor incomprensible sobre y en cada uno de nosotros. Nosotros personalmente importamos a Dios.

 

Mientras podemos definirnos a nosotros mismos por nuestro pecado, o incluso por la falla de nuestra adicción sexual, Cristo nos mira ya que El nos creo para que seamos, apartados y redimidos por él para toda la eternidad.

 

Las citas anteriores y la siguiente información de los cuadros son compiladas del libro, Familias donde la Gracia está en su Lugar, Jeff VanVonderen (Bethany House Publisher, Minneápolis, MN)

 

Relaciones Basadas en Vergüenza

 

Vergüenza Fuerte
El mensaje comunicado es:
“Algo está mal con usted.”
“Usted es defectuoso.”
“Usted no está a la altura de las circunstancias.”
“¿Por qué usted no puede ser como …?”

 

Relaciones Llenas de Gracia

Afirmación Fuerte.
El oído es uno de los sentidos a través de los cuales las personas reciben información sobre sí mismos, sobre otros, y sobre la vida. Las orejas no están equipadas con filtros diminutos que solamente dejen pasar los mensajes sanos de afirmación. Cada mensaje entra. Como adultos, podemos aprender concientemente a evitar ciertos mensajes que nos avergüenzan y nos rompen. Pero el hecho de que tenemos que hacer mucho trabajo para rechazar esos mensajes significa que los hemos escuchado duro y claro en primer lugar.

 

En familias llenas de gracia, a los miembros se les ha dicho bien fuerte que son amados y aceptados, capaces, valiosos y apoyados. No espere que las personas sean adivinos; no es objetivo pensar que ellos simplemente “lo saben” que usted se preocupa por ellos. Frases como “te quiero”, “tú eres muy capaz”, “Estoy aquí para ti”, y utilizar el nombre de una persona cuando le hablo a esa persona son sólo algunas de las maneras bien fuertes para afirmar a las personas.

 

Relaciones Basadas en Vergüenza

Orientación al desempeño

 

El enfoque es en hacer  ciertos buenos comportamientos y evitar otros como un medio de ganar valor. El fracaso al realizarlo resulta en vergüenza.

Relaciones Llenas de Gracia

 

Orientado a las Personas. David Seamands (Gracia Sanadora, libros Victor, 1988), dice, “Todos nosotros necesitamos un ambiente donde sintamos que nuestras necesidades son cubiertas debido a lo que nosotros somos y no debido a lo que hacemos.” En familias llenas de gracia, el amor y la aceptación no fluctúan dependiendo de cómo actúan las personas. Las personas son afirmadas por ser quienes son. En familias basadas en vergüenza, el comportamiento es la cosa más importante. Quien es usted entra en último lugar.

Relaciones Basadas en Vergüenza

Reglas No Habladas.

 

El comportamiento es gobernado por reglas o estándares que raramente son, o de pronto nunca, hablados claramente. A decir verdad, algunas veces la única manera en que ellas son descubiertas es cuando esas normas son violadas. Existe una regla vigente “no puedes hablar sobre eso” que significa que nadie está supuesto a anotar o mencionar problemas, y obliga a las personas a que se mantengan silenciosas. También existe una regla vigente de “no puedes ganar'”.

 

Por ejemplo, a los niños se les ha enseñado a nunca mentir, pero también se les ha dicho que nunca le digan a la abuela que su carne cocinada sabe mal. No importa que tan duro usted trate de mantener estas reglas contradictorias, usted siempre fracasa al ponerlas en práctica. Y cualquier fracaso al poner en práctica estas reglas resulta en vergüenza. Estas reglas tienden a gobernar las futuras relaciones a menos que ellas sean rotas a propósito.

 

Relaciones Llenas de Gracia

Reglas expresadas fuertemente / expectativas. En una familia llena de gracia, las reglas están ahí para servir a las personas; las personas no están ahí para servir las reglas. Con el fin de que las reglas sirvan más eficazmente a la familia, todos tienen que saber cuales son las reglas.

 

Si una regla favorece a ciertas personas (a los adultos y a los niños mayores, o al bebé de la familia), o es demasiado rígida o absurda para decirla en voz alta, usted no debería tener esa regla. No está bien mantener a personas responsables de reglas que verbalmente no sabían que estaban en funcionamiento.

 

Algunas familias tienen una regla no mencionada que dice, “Los adultos son más importantes que los niños.” Si usted quiere tener una regla que diga, “Los adultos y niños son igualmente importantes”, entonces ni a los adultos ni a los niños se les debería permitir interrumpir cuando otra persona está hablando.

 

En familias basadas en vergüenza, la persona que dice que hay un problema se vuelve el problema. En una familia llena de gracia, la verdad hablada o revelada nunca es el problema, ni lo es la persona que lo habla. El problema tiene que ver con un problema verdadero, y una solución es buscada. Porque las personas no pierden puntos por tener problemas o por fallar en el desempeño, usted ni siquiera puede hablar de eso.

 

(Sugerencia: siéntese con su familia por una hora y deje que cada uno hable sobre las reglas que ellos piensan que están en vigor. Luego déjelos que también ellos hablen sobre las reglas que ellos piensan que deberían estar en vigor.)

 

Dios nos ha llamado a tener en la Familia relaciones basadas en Gracias y no en Vergüenza.

Si en tu familia has mantenido Relaciones basadas en Vergüenza, reconozcalo hoy y pide perdón a Dios y a tu familia. El esta listo para restaurarnos y de seguro que tu familia también.

Dr. Ted Roberts.
www.puredesire.org

Latest Comments
  1. Silvia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *