fbpx

Las Águilas De Dios

Las Águilas De Dios

Dios usa a veces los animales para despertar en nosotros sus hijos la capacidad de poder visualizar las cosas que Dios ha plantado en nosotros de manera maravillosa.

 

Somos la corona de la creación, pero a veces transitamos en este mundo como si no fuésemos seres humanos. Lo palmamos en las noticias cada día, en el deterioro de nuestra sociedad y las conductas auto destructivas que vivimos repitiendo sin entrar en la transformación que Dios quiere hace en lo profundo de nuestro ser.

 

El Profeta Isaías describió así lo que Dios quiere y puede hacer dentro de nosotros, alrededor y a través de nosotros:
¿Acaso nunca han oído? ¿Nunca han entendido? El Señor es el Dios eterno, el Creador de toda la tierra. Él nunca se debilita ni se cansa; nadie puede medir la profundidad de su entendimiento.

 

Él da poder a los indefensos y fortaleza a los débiles. Hasta los jóvenes se debilitan y se cansan,
y los hombres jóvenes caen exhaustos. En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán. Isaías 40:28-31

 

Las Águilas de Dios aprenden las águilas del reino animal y lo aplican a su vida espiritual.

Que entremos día a día en nuestra profunda renovación en el Espíritu de Dios.

 

Con amor de
Serafín Contreras Galeano
www.serafincontreras.com

Haz clic acá para ver este vídeo y aprender de estas águilas:>

 


Escribe Tu Comentario

7 thoughts on “Las Águilas De Dios

  1. Alejandro Montiel Larios dice:

    Escribe tu comentario…Bendiciones hermano Serafín, sus reflexiones y enseñanzas han sido de gran bendición para mi persona y la congregación que el Señor me ha dado el privilegio de pastorear. Mi deseo es que el Señor lo siga usando con gran sabiduría. Saludos.

  2. juan sergio vidal manzanilla dice:

    Dice un cuento israelita que un joven fue a visitar a un sabio consejero y le contó sobre las dudas que tenía acerca de sus sentimientos por su familia. El sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y le dijo sólo una cosa:
    – Ámala.
    Y luego se calló.
    El muchacho dijo:
    – Pero, todavía tengo dudas …
    – Ámala, le dijo de nuevo el sabio.
    Y, ante el desconsuelo del joven, después de un breve silencio, le dijo lo siguiente:
    – Hijo, amar es una decisión, no un sentimiento.
    Amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor.
    El amor es un ejercicio de jardinería.
    Arranque lo que hace mal, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide.
    Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, pero no por eso abandone su jardín.
    Ame, es decir, acepte, valorice, respete, dé afecto, ternura, admire y comprenda.
    Simplemente, ame.
    ¿Sabes por qué?
    Porque la inteligencia, sin amor, te hace perverso.
    La justicia, sin amor, te hace implacable.
    La diplomacia, sin amor, te hace hipócrita.
    El éxito, sin amor, te hace arrogante.
    La riqueza, sin amor, te hace avaricioso.
    La docilidad, sin amor, te hace servil.
    La pobreza, sin amor, te hace orgulloso.
    La belleza, sin amor, te hace ridículo.
    La autoridad, sin amor, te hace tirano.
    El trabajo, sin amor, te hace esclavo.
    Y LA VIDA SIN AMOR, NO TIENE SENTIDO.
    Que tengas Bendecida y bonita semana!! Dios te bendiga a ti y a toda tu Familia ‍‍‍

    1. Me gusta este cuento, que en la realidad se debe aplicar.
      Gracias

  3. José Martínez Zapata dice:

    Lirezgo es inspirar a otros a seguir un camino y es interesante el concepto de la naturaleza, el águila remonta vuelo para tener una visión global para centrarnos en lo que realmente importa, el alimento vivo. gracias pastor por este conocimiento que Dios lo bendiga

  4. Gracias Hno y Amigo Serafín por esta enseñanza,en verdad muy edificante, es maravilloso ver como el Señor nos enseña a través de la misma naturalez, de Su misma creación como somos, como quiere que seamos y andemos en Su camino para la alabanza de Su Gloria. El Señor le continúe bendiciendo grandemente y siga añadiendo sabiduría para que siga compartiendo con nosotros sus lectores. Feliz noche.

  5. Patricia Guzmán dice:

    Gracias hermano Galeano. Ha sido todo un maestro para mi. Dios lo siga bendiciendo, para que siga sembrando su palabra en los corazones necesitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: