El Buen Pastor Me Conforta.

El Buen Pastor Me Conforta

Quién ees el buen pastor y que me ofrece? Salmo 23: 3. “Confortará mi alma. Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre”.

Confortará mi alma. Cuando el alma está afligida, Él la restaura; cuando peca, la santifica; cuando es débil, la corrobora.
Él lo hace. Sus ministros no podrían hacerlo si no lo hiciera El. Su Palabra no bastaría por sí sola.

«El conforta mi alma.» ¿Hay algunos en que la gracia haya sufrido un descenso? ¿Sentimos que nuestra espiritualidad se halla en su declive?
El que puede transformar este bajo nivel en una inundación, puede también restaurar nuestra alma. Pídele, pues, su bendición: «¡Restáurame, Pastor de mi alma!»

Mi Señor restaura el alma a su pureza original, que había pasado a ser negra y hedionda por el pecado; porque ¿qué bien habría en pastos delicados con un alma apestosa?

Mi Buen Pastor la restaura al estado natural en los afectos, que había sido deformado por la violencia de las pasiones; porque, ¡ay! ¿qué bien habría en «aguas de reposo» para espíritus turbulentos?

Él la restaura realmente a la vida, que había pasado a ser muerte; y ¿quién puede «restaurar mi alma» a la vida sino aquel que es el Buen Pastor y que da su vida por sus ovejas?

Caminos de justicia. ¡Ay, Señor!, estos «caminos de justicia» han sido desde hace tiempo tan poco frecuentados que las huellas en ellos apenas son visibles; ahora resulta difícil hallar dónde se encuentran los caminos de justicia, y si se pueden hallar son tan estrechos y llenos de rodadas que es imposible evitar el caer o perderse.

Charles Spurgeon.
Escrito en 1861.

¿Ha sido de Bendición este tema? Entonces compártelo:

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

1 Comentario en "El Buen Pastor Me Conforta."

avatar
olga roa cervantes
Visitante
En la primera carta del apóstol San Pedro dice:Soportar con paciencia cuando se sufre por hacer el bien, porque es cosa agradable a Dios. Esa es al final y alcabo, su vocación ya que Cristo también sufrió por ustedes y les dejó un ejemplo, para que sigan sus huellas. El, no cometió crimen alguno, ni se encontró engaño en su boca. Cuando lo insultaban, no devolvía el insulto, cuando sufría la pasión, no contestaba con amenazas, sino que se ponía en manos de Dios, que juzga con justicia. y En su propio cuerpo cargó nuestros pecados hasta la cruz, para… Leer más »
wpDiscuz

Similares: