Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

Oración Para Proyectos Fructíferos. (Quinta y Última Parte).

Oración Para Proyectos Fructíferos
“… pues el hombre que había sido milagrosamente sanado tenía más de cuarenta años”. Hechos 4:22

 
Todos lo reconocieron como el mismo hombre que acostumbraba pedir limosna frente a la puerta llamada Hermosa, el lisiado que pedía monedas por más de cuarenta años.
Es posible que una señora que fue al templo con su hijo recién nacido, al transcurrir todo este tiempo terminara yendo con su hijo, tal vez, ya casado. El hombre se había convertido en un mueble más del templo, en parte del paisaje, del espacio público y ya se habían acostumbrado a su limitación.
Decimos: “Es que yo soy así y siempre he sido así”. Estamos hablando de más de cuarenta años, aún así, Pedro y Juan lo pusieron a saltar y la gente que lo vio no pudo más que sorprenderse del cambio. Hay tantos que están tan aferrados a sus problemas, como si fuera lo único que en realidad les pertenece.

 
Si estamos conformes con la situación actual, ¿para qué vamos a orar? Este hombre llevaba más de cuarenta años en la misma situación. Tal vez aferrado a su incapacidad como medio de subsistencia. Si no es por Pedro y por Juan que ese día no llevaban dinero, es posible que no hubieran visto su necesidad real y este hombre hubiera continuado allí por quién sabe cuánto tiempo más.
Hay demasiadas personas en los templos sentadas a la puerta de la Hermosa, con su mirada puesta en los hombres y no en Dios, que piden limosna en lugar de saber que tienen entrada directa al Lugar Santísimo, a la presencia de nuestro Padre celestial que tiene la respuesta a todas sus necesidades.

 
Pedro y Juan, oraron para cambiar las circunstancias de este hombre y los sumos sacerdotes se indignaron por ello, pues, a veces, las personas prefieren quedarse cómodas en sus limitaciones y tener de que quejarse.
Mientras usted se ocupe en orar para cambiar circunstancias y hacer que Dios sea glorificado, Dios se va a encargarse de sus cosas. Somos privilegiados cuando Dios nos ha respondido y las circunstancias son cambiadas para glorificarlo a Él, esa es la quinta clave.
Al comprender estas verdades acerca de la Oración eficaz para proyectos de vida, lo invitamos a orar para que el Señor Todopoderoso los haga realidad en su vida.
Señor Jesús, tu Palabra dice que “el que contigo no recoge, desparrama”. Estamos cansados de desparramar, por no haberte tenido en cuenta, pero hoy podemos presentarte nuestros proyectos para que nos acompañes en ellos desde su nacimiento, en su realización y los lleves a buen término.

 
La Palabra dice:
“Encomienda al Señor tu camino; confía en Él y Él actuará”. Salmos 37:5
En nuestros proyectos están representados nuestras familias, nuestros hijos, nuestros bienes, nuestros sueños. Al presentártelos Señor, te pedimos que si no han de convenirnos o nos han de apartar de ti, cancélalos y haznos entender que hay otros caminos. Pero, también te pedimos Señor que nos libres de todo obstáculo y de todo engaño que quiera apartarnos de la realización de ellos si son tu voluntad.
Creemos firmemente que tú nos oyes, lees nuestros proyectos y respondes, porque creemos que tú existes y eres galardonador de los que te buscamos y también entendemos que sin fe es imposible agradarte y queremos agradarte con nuestra fe, pues creemos que a través de nuestro Señor Jesucristo y el Espíritu Santo podemos acceder a tu trono.

 
Creemos Señor en el poder de Aquel que responde las oraciones, que las oye, las atiende y desata su poder para cumplir sus promesas a través de la oración. Ayúdanos a ser persistentes en buscarte y solicitamos una mayor unción de parte tuya.
No queremos salir de tu presencia. Tal vez las personas que conozcan este mensaje hayan llevado cargas durante años o han estado orando para que los levantes durante todo este tiempo Señor. Ahora, queremos orar para cambiar circunstancias y hoy hablamos que cada petición que hay en el corazón de cada persona, su proyecto, se hace realidad según la voluntad de nuestro Padre amado para que puedan recibir y hacer vida las claves para que sus oraciones sean efectivas.
Gracias Padre, porque queremos ser oradores tuyos recibiendo respuestas tuyas. A ti sea toda la honra y toda la gloria en el nombre de Cristo Jesús. Amén.
Que Dios te siga llenando de su paz.

John Freddy y Ruth Betancurt.