Leyendo Al Revés.

Leyendo Al Revés

Por tanto, que nadie se constituya en vuestro juez con respecto a comida o bebida, o en cuanto a día de fiesta, o luna nueva, o día de reposo; (Colosences 2:16 LBLA)

«Nadie» – Toda carta escrita por Pablo encaja en el contexto cultural de la audiencia a quién la dirigió. El primer principio de interpretación bíblica es el de determinar el contexto cultural.

A Menos Que…

  A menos que conozcamos lo que entendió la audiencia original, nuestra inclinación natural nos asegura que leeremos el texto desde nuestra propia apreciación cultural, y eso provocará casi de cierto cualquier tipo de problemas.

   Este verso es un ejemplo clásico de leer el mensaje como si se escribió ayer, no dos mil años atrás a un cuerpo de creyentes específicos quienes luchaban con temas en una ciudad de Turquía.

¿Qué Sabemos?

¿Qué sabemos de estos creyentes? Bien, sabemos que eran seguidores de YHWH. Sabemos que comprendían muy bien las Escrituras (lo que nosotros llamamos Antiguo Testamento). Sabemos que había gentiles prosélitos en este grupo.

Sabemos que creían que Jesús era el Mesías. Y sabemos que había en la ciudad quienes los acusaban de fanatismo religioso. Con todo esto en mente, intentemos leer el versículo de nuevo.

Actuando Como Jueces

   Pablo dice que los discípulos en Colosas no permitían que nadie (griego: «me tis humas») actuara como juez. La construcción es importante. La primera palabra (me) es la palabra griega para el condicional no. Esta no es «ou», una palabra que también significa no pero sin condicionantes. «Me» se utilizaría en una oración como “Quizás no logre ir al almuerzo.” «Ou» se usaría en “No romperé el mandamiento.”

Circunstancias Y Juicio

    Así que Pablo dice a sus lectores que no permitan que algo suceda como resultado de las circunstancias presentes.  En otras palabras, no permitas que las circunstancias de tu situación te provoquen juicio.

    ¿Quién emitiría tal juicio? Bien, Pablo utiliza el griego «tis humas». Esto es literalmente, “alguien o cualquiera (pronombre personal en segunda persona).” Ah, esto significa alguien que conoces. No solo un conocido o alguien que te es familiar. No permitas que nadie con una relación familiar contigo se convierta en tu juez.

Verdadera Preocupación

    OK, ¿juzgar sobre qué? Bien, ahora vemos la verdadera preocupación. Todas las cosas que señala Pablo aquí son parte de la observancia a la Torá. Lo que comes o bebes, los festivales que celebras, los calendarios que sigues (el calendario hebreo es lunar, no solar) y guardar el Sábado todos surgen del libro de instrucciones de vida de Dios. Pablo dice a sus lectores en ésta ciudad pagana: “No permitas que nadie que conoces se levante en juicio sobre ti con respecto a guardar las instrucciones.”

Leyendo Al Revés

   Hm, no es así como leemos éste versículo hoy día, ¿no es cierto? Lo leemos al revés.  En vez de ver que Pablo defiende a los creyentes que guardan la Torá, nos afiliamos a los paganos y decimos que Pablo aboga a favor de quienes intentaban eliminar la observancia a la Torá. Eso era imposible desde la perspectiva de Pablo. Observó la Torá toda su vida. Lo dice en muchas ocasiones. Hasta cumple un voto ritual proclamando su favor de la Torá.

¿Por Qué Unirse Al Pensamiento De Otros?

   ¿Por qué habría de unirse a los paganos que arguyen que no es importante obedecer la Palabra de Dios? No, leemos este versículo desde la perspectiva pagana. Nosotros acusamos, no defendemos. Pablo pudo incluirnos en la categoría de “nadie” pues somos los jueces que juzgamos a quienes guardan la Torá.  Quizás es hora de leer este versículo en la dirección adecuada.

Dr. Skip Moen,
www.SkipMoen.com

Dale clic acá abajo para ir al video sobre: ¿Porque Es Fuerte El Fanatismo?. Fuente: Contenido Selecto.


Escribe Tu Comentario

2
Deja un comentario

avatar
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
LisbethAna Vanegas Recent comment authors
Lisbeth
Visitante
Lisbeth

Hola soy Lisbeth y este video esta buenísimo ya q hoy día el otro negocio es jugar con el sufrimiento y la publicidad hipnótica de muchos entes de doctrinales diferentes y en vez de solucionar el problema habiendo la cura es para acumular y esclavizar una falsa fe..

Ana Vanegas
Visitante
Ana Vanegas

Gracias a Dios por esta reflexión tan importante para mi.
Dios cada día te use y te de siempre las fuerzas y la sabiduría para brindar ese amor a travez de la palabra y el concejo que vienen del cielo

Similares: