Cantaré A Quien Me ha Consolado.

Cantaré A Quién Me Ha Consolado

 

Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes, porque el Señor ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia. Isaías 49:13.

 
Tan dulces son las consolaciones del Señor, que no sólo pueden celebrarlas los creyentes, sino también los cielos y la tierra pueden acompañar este cántico de alabanza.
Difícil cosa es hacer cantar a un monte, y sin embargo, el profeta invita a hacerlo a un verdadero coro de montañas.

 
Quiere que el Líbano y el Sirión, los altos montes de Basan y Moab canten al unísono a causa de las bendiciones de que ha sido objeto Sión.
¿No podemos hacer nosotros que las montañas de dificultades, de pruebas, preocupaciones y trabajo sean tantas ocasiones para bendecir a nuestro Dios? «¡Prorrumpid en alabanzas, oh montes!»

 
La promesa de que Dios tendrá misericordia de los miserables lleva consigo un alegre voltear de campanas.
Escucha su música: «¡Cantad!» «¡Alégrate!»
«¡Prorrumpid en alabanzas!»

 
El Señor quiere que su pueblo sea feliz a causa de su amor inagotable.
No quiere que andemos tristes y vacilantes.
De nosotros pide adoración de creyentes.

 
No puede desampararnos, ¿por qué suspiramos y estamos malhumorados como si
en efecto nos abandonara?
¡Danos, Señor, arpas afinadas, y voz de querubines para cantar alborozados delante de tu trono!

 
Hoy elevaré mis cantos de alabanzas a aquel que me ha amado hasta el fin.
Señor, te adoro y te exalto en este día con todo mi corazón. Tú me has consolado. Amén.

 
Charles Spurgeon.
Libro de Cheques Del Banco De La Fe.

¿Ha sido de Bendición este tema? Entonces compártelo:

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

Sé el primero en Comentar!

avatar
wpDiscuz

Similares: