Diplomáticos De Dios.

Diplomáticos De Dios

“Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. 2 Corintios 5:20.

Embajadores y Diplomárticos: ¿Es Usted un embajador de Yeshúa HaMashíaj [Jesús el Mesías*]? Pablo dice que lo es. Más aún, él declara que todo el que es una nueva creación en Cristo es su embajador. Podemos agregar esta función a la lista de las tareas de Dios. Somos sacerdotes de la realeza, parte de una nación santa y ahora, embajadores. OK, ¿Qué significa esto?

Pablo usa la palabra griega “presbeuomen”. Usted puede reconocer allí la conexión con la palabra presbíteros la cual es la base de “Presbiteriano”. Esto quiere decir tener la edad de, anciano, y también un embajador osea un diplomático de Dios. A pesar de nuestra necesidad por la “relevancia”, es improbable que los ancianos en los días de Pablo fueran hombres jóvenes.

 

La experiencia en los caminos de Dios lleva tiempo, a menudo mucho tiempo. Sin embargo si bien puede ser que no todos seamos ancianos o tengamos la edad para ser considerados como tales, sí somos todos embajadores. Todos estamos comprometidos en el avance de los intereses y la agenda del Gobierno moral de Dios. Al menos se supone que este debería ser nuestro rol.

La declaración de Pablo propone una importante pregunta: Muy a menudo este texto es usado como texto-prueba para el evangelismo. Lo leemos como si dijera: “Somos reclutadores para Cristo”. Esto nos hace pensar que el único propósito de ser un “presbeuo” es “salvar almas”. Pero, ¿Es eso lo que Pablo dice? Póngase a Ud. mismo como parte de la audiencia que escucha esta carta.Es mucho más que eso, eres un diplomático del Reino de los cielos.

 

Usted está en Corinto, una ciudad muy pagana, pero Usted está en la sinagoga del lugar, habiéndose convertido de su pasado pagano. Usted ha llegado a ser parte del modo de vida Judío Mesiánico. Toda su anterior cosmovisión de las cosas ha cambiado. Ha adoptado la Torah como la guía para la vida. Ahora Pablo dice que Usted tiene otro rol que jugar. Como cualquier embajador, su rol es llevar la avanzada de los intereses del gobierno al cual Usted sirve. ¿Cuál es ese gobierno? De quién eres un diplomático?

 

Es el gobierno constituido por el reinado y las reglas de Dios, presentado a Moisés en el Sinaí. Por supuesto parte de ése rol será mostrar a otros que la vida bajo Dios es el Camino. Pero un embajador quien solamente presenta una ciudadanía potencial no está haciendo su trabajo. Él no trabaja para Inmigración.  Trabaja para el Jefe de Estado. Su trabajo es proclamar, promover, persuadir, y perseguir todo cuanto ayude al avance de su Estado. Un embajador es la representación local simbólica del gobierno de Dios en territorio extranjero.

 

Somos embajadores de Yeshúa HaMashíaj. Eso significa que seguimos su agenda. Le representamos en un país ajeno. ¿Cómo hacemos esto? Viviendo de acuerdo a Sus estándares. Actuando como Él lo haría. Dando la bienvenida, exhortando, comprometiendo, demandando, enseñando y caminando como la representación simbólico-natural del gobierno moral de Dios donde sea que estemos ahora.

Este no es un trabajo de inmigración. Esto es ser quien Él es ante el cajero, en la ruta, en la reunión, en la tienda, y en la lavandería. Ningún embajador representa a su gobierno si se ajusta a la agenda del gobierno del país donde está sirviendo. Debe haber una diferencia. Usted no puede servir a dos maestros, ¿O sí?.

Dr. Skip Moen.
www.skipmoen.com

¿Ha sido de Bendición este tema? Entonces compártelo:

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz

Similares: