No Se Acordará De Mis Transgresiones.

No Se Acordará De Mis Transgresiones.

 

Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Hebreos 10:17.

 

El Señor, en cumplimiento de su pacto de gracia, trata a su pueblo como si nunca hubiese pecado. Prácticamente olvida todas sus transgresiones. Considera sus pecados, cualquiera que sea su gravedad, como si jamás hubieran existido; como si se hubiesen borrado de su memoria. ¡Oh, gran milagro de la gracia! Dios hace en esto lo que hasta cierto sentido, es imposible de hacer.

 

 

Su misericordia obra prodigios que sobrepujan todos los prodigios. Nuestro Dios nada sabe de nuestro pecado después que Jesucristo ha ratificado su alianza. Podemos regocijarnos en Él sin temor de provocar su ira contra nosotros a causa de nuestros pecados. Nos cuenta por hijos suyos y nos considera como justos; toma contentamiento en nosotros como si fuéramos perfectos y santos. Más aún, nos pone en puestos de confianza, nos hace guardianes de su honor, de sus tesoros y de su Evangelio.

 

 

Nos considera dignos y nos confiere un ministerio. Esta es la prueba más evidente de que no se acuerda más de nuestros pecados. Cuando perdonamos a nuestros enemigos, tardamos en depositar en ellos nuestra confianza; juzgamos que esto sería imprudente. Pero el Señor olvida nuestros pecados y nos trata como si nunca le hubiéremos ofendido.

 

 

¡Oh, alma mía, acepta esta promesa y alégrate! Hoy..esa misericordia me hace vivir en armonía con ese perdón.

 

 

Señor, Gracias por perdonarme. Tu deseas que yo vive cerca de ti en agradecimiento por olvidar mis pecados. Amén.

 

 

Charles Spurgeon.

Libro De Cheques Del Banco De La Fe.


Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

avatar

Similares: