Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

Armaduras Ajenas

Armadutas Ajenas

 

Al visitar los palacios de Londres y los palacios de los Reyes en España, uno queda impresionado por la majestuosidad, tanto de esos palacios como de los implementos inherentes a la época.

 

Entre esos implementos quedé impresionado con las armaduras metálicas que usaban los caballeros. El primer pensamiento que viene a la mente es “cómo podían moverse con facilidad si esas armaduras, aunque los protegían, también les impedían la agilidad para momentos críticos, cuando una fracción de segundo podía ser fatal”.

 
Reflexivamente vino a mi mente un pasaje que tiene mucha relevancia para el liderazgo cristiano de hoy que desea entrar en un ministerio auténtico. Estoy hablando de la ocasión cuando David se ofreció para enfrentar al gigante que día a día desafiaba tanto al pueblo de Israel como a su líder. Veamos el pasaje:

 
Saúl vistió a David con sus ropas militares, le puso un yelmo de bronce en la cabeza y lo cubrió con una armadura. David se ciñó la espada sobre sus ropas militares y trató de caminar, pues no se las había probado antes. Entonces David dijo a Saúl: No puedo caminar con esto, pues no tengo experiencia con ellas. David se las quitó, y tomando su cayado en la mano, escogió del arroyo cinco piedras lisas y las puso en el saco de pastor que traía, en el zurrón, y con la honda en la mano se acercó al filisteo. –1 Samuel 17:38-40

 
El liderazgo es vital en la conducción del pueblo. Los líderes necesitamos estar conscientes de que el liderazgo cristiano es muy diferente al liderazgo secular. Es diferente por la sencilla razón de que la conducción del pueblo necesita ser hecha con el modelo de Dios para los propósitos de Dios. David entendió que enfrentaría a Goliat no con su fuerza, su astucia o su experiencia, sino con la confianza puesta en Dios, entendiendo que de Él es la batalla.

 

Saúl tuvo buenas intenciones, pero sus buenas intenciones –de prestar su armadura a David– podrían convertirse en un gran obstáculo para la realización de los propósitos divinos. Una de las grandes debilidades que continuamente encontramos a lo largo de América Latina es la fuerte tendencia en muchos ministros o líderes a querer hacer la obra del ministerio con armaduras prestadas.

 

Cuando Dios comienza a usar de manera sobrenatural a hombres y mujeres, ya sea en el pastorado, en el evangelismo o en la música, hay con frecuencia una estela de líderes frustrados o emergentes que comienzan a colocarse la armadura de aquel que es usado por Dios, para copiar los modelos que, por lógica, son ajustados a una necesidad o a un encuentro exacto con Dios.

 

Al recorrer los caminos del ministerio por más de cuarenta años he encontrado que definitivamente Dios tiene algunos elementos claves que los líderes no podemos ignorar, y esos son:

 
1. Dios ha creado ministerios únicos.
2. Dios ha desarrollado operaciones únicas.
3. Dios considera situaciones únicas.
4. Dios tiene tiempos únicos.
El Dr. Serafín Contreras Galeano nos habla en este audio de eso. Líderes de Papel con Armaduras ajenas.
Has clic acá para oír este audio: