” y le dijo: “Agar, sierva de Saraí, ¿de dónde has venido y a dónde vas?” Génesis 16:8

 

 

Dónde – recordaras la diferencia entre “´ayyeh” y “´eypoh”. “´ayyeh” (diminutivo de ´ay) donde “donde” es una declaración de sorpresa, como “¿Por qué no estás donde espero que estés?” “´eypoh” es el “donde” como “¿Dónde queda la salida?” sorpresa versus ubicación.  A menos que reconozcamos la diferencia, nuestra traducción nos esconde algo.

 

 

En este pasaje, el Ángel del Señor encuentra a Hagar en el desierto. Esta es la primera aparición del Ángel del Señor (por nombre) en las Escrituras. Solo eso le da importancia a este evento. Adicionalmente, esta es la primera conversación entre el Ángel del Señor y una esclava egipcia. Empero, Hagar, la esclava no Israelí, le responde al Ángel del Señor con fe que pocos creyentes pueden producir. Ella obedece a pesar de la dureza evidente y crueldad inmerecida. Ella confía en Dios cuando todo le dice que huya.

 

 

Hagar corre al desierto para alejarse de sus problemas, pero las personas mueren en el desierto. Ella solo ha cambiado una serie de problemas por otro. Quizás “´ayyeh” expresa sorpresa que cualquiera escogería esta solución cuando la respuesta real es de encontrar a Dios en medio del dolor. La respuesta correcta es la confianza, no el escape. El Ángel del Señor se sorprende que Hagar decida que sus problemas son tan malos que prefiere arriesgar la muerte en vez de confiar en la soberanía de Dios. Al final, el Ángel del Señor revela a Hagar que debe regresar porque Dios hará algo en esta situación que ella no puede ver. Esta es una lección para todos nosotros.

 

 

Pero existe otro “donde” en este versículo. Hagar podría ser capaz de responder la primera pregunta. “Huyo de mi dolor. Huyo de Saraí.” Pero no puede contestar la segunda pregunta porque ella no sabe dónde va. El texto hebreo lee “veana telechi”. Podría ser “¿Dónde vas?” pero la traducción esconde algo que debemos saber. Las dos palabras aquí son “anah” y “halak”. La primera es un verbo sobre buscar: la segunda es un verbo sobre caminar. Así que la intención de la pregunta (¿es una pregunta?) realmente es “¿Dónde buscas caminar?” y es muy cercano a la expresión idiomática sobre la forma de vida que debería llevar una persona.

 

 

Caminar no es solo tomar los pasos en el camino hacia algún lugar. Es más sobre el camino que toma tu vida al alcanzar tu destino. Ella no va a ningún lado porque no busca caminar según el Señor. Él debe darle otro camino, el camino de regreso a su dolor para que pueda cumplirse Su propósito. Ella podrá creer que deambula en el desierto, pero el Señor sabe que ella debe caminar en SU camino para encontrar la ruta. Así que la envía a casa.

 

 

Dos preguntas críticas, escondidas de nuestros ojos traducidos. “¿Por qué estas allí cuando deberías estar en otro lugar? ¿Por qué corres cuando debes buscar?

 

 

¿y que de ti? ¿De dónde vienes y  dónde vas?

 
Escrito por Skip Moen, traducido por Bessy
www.SkipMoen.com