Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

La Pregunta de “Cuando” ?.

La Pregunta de “Cuando?”

 

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas. Efesios  2:10

 

Preparó de Antemano – “Salvo por gracia.” Ese es el mensaje de Efesios. Aun cuando somos rebeldes hacia Dios, Él demuestra Su gran misericordia actuando a nuestro favor por medio de Su Hijo, “Yeshua HaMashiach”. Pero eso no es la totalidad de lo que Pablo comunica. El perdón de Dios tiene una razón.

 

Dios desea que seamos útiles a Sus propósitos. Pablo reconoce lo que Dios hace (”somos hechura suya”), no nuestra. Pero somos creados en “Yeshua HaMashiach” para lograr algo – buenas obras.  Pero Dios no tiene en mente cualquier buena obra. Los seres humanos somos muy capaces de actuar con buenas intenciones sin el espíritu capacitador del Mesías. Lo que tiene en mente Dios son obras buenas muy particulares, obras que Él ha preparado antes que arribásemos.

 

Entonces, ¿Cuándo fueron preparadas estas buenas obras y cuáles son? Si hemos de caminar en ellas (una expresión idiomática hebrea muy bonita en refiriéndose al estilo de vida), entonces sería útil averiguar cuando las preparó Dios y que son.

 

¿Qué supones que quería decirnos Pablo con el término “buenas obras”? ¿Dónde debemos buscar su significado? Comenzamos con el griego “ergois agathois” y buscamos la LXX para ver como tradujeron estas palabras los rabinos judíos. Encontramos una frase similar en

Deuteronomio 6:18.

 

Hacer buenas obras es hacer lo correcto y placentero ante la vista del Señor. En otras palabras. Las buenas obras no son cualquier cosa buena. Las buenas obras son las obras de Dios. A menos que las avale Dios, les de poder y las equipe, las acciones que hacemos no son dignas no importa cuán maravillosas o nobles puedan ser.  Adicionalmente, como asunto de estilo de vida continuo, las únicas buenas obras que podemos hacer son las que se originan en Su carácter y Sus instrucciones.

 

Hacer otras cosas es un agravio ante todo lo que Él ya ha preparado mucho antes que nosotros arribásemos.

 

Eric Lipson resume muy bien esta apreciación judía:

 

“Las buenas obras se enfatizan fuertemente, en los ámbitos privados y corporativos; pero las plegarias de perdón (s´lichot) citan la admisión de Isaías, `Nuestras buenas obras son como trapos de inmundicia´ [Isaías 64:5 (6)]. Por lo tanto Israel ora, “´Avinu malkenu”, nuestro Padre, nuestro Rey, extiende tu misericordia sobre nosotros y respóndenos, puesto que no hemos hecho cosas buenas de ningún valor. Trátanos en cuanto a la caridad y el amor y sálvanos.´”

 

¿Cuándo preparó las buenas obras Dios? Desde el momento que creó el universo. Estamos aquí para servir Sus propósitos según Su plan. ¿Cuáles son las buenas obras que debemos hacer? Lo que nos pida según Sus deseos y decretos. Lo que Él nos ha dado a hacer según Sus instrucciones porque Sus instrucciones al mundo serán redimidas para servirle y adorarle.
Dr. Skip Moen.
www.SkipMoen.com