Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

El Evento Iglesia. Segunda Parte

Un Evento LLamado Iglesia.

“Saludad también a la iglesia que está en su casa. Saludad a mi querido hermano Epeneto, que es el primer convertido a Cristo en Asia”. Romanos 16:5

 

Iglesia – En el artículo anterior descubrimos que las dos palabras hebreas para “asamblea” no son exactamente iguales.  “Qadal” se enfoca en la experiencia del evento con Dios.  “`Ehad” se enfoca en la unidad de las personas a quien Dios asigna.  Comprendimos que “ekklesia”, la palabra griega traducida “iglesia” nunca es “`edah”, solo “qadal”.  Pero sinagoga puede ser ambas “qadal” y “`edah”.

 

¿Qué concluimos? Por favor recuerde que la doctrina de la iglesia no se completará con una corta mirada a las palabras.  Solo podemos señalar la dirección, pues hay tanto más por considerar, pero podemos decir por lo menos esto: parece como que la idea hebrea detrás de “ekklesia” es sobre un evento, no un lugar.

 

Una iglesia es un evento de congregación llamado por Dios para Sus propósitos.  No parece ser una reunión rutinaria en un lugar en particular con una agenda específica.  Recuerda que “qahal” se encuentra primero en la idea de concentrar los guerreros para la guerra.  Es el evento el que provoca la reunión, no lo contrario.  Iglesia, desde la perspectiva hebrea, tiene que ver con por qué nos reunimos, no con donde nos reunimos.

 

Recientemente escuché un comentario de un hombre que se sentía preocupado por sentirse incapaz de sembrar una iglesia en su comunidad. Puedes ver como su pensamiento se ha visto afectado por la idea que la iglesia es un lugar.  Quizás deberíamos tener iglesia en vez de ir a la iglesia.  ¿Cuánto podríamos lograr para el reino si comenzáramos a ver la iglesia con un evento en vez de cómo un edificio?

 

Pero hay más.  Cuando señalamos en esta dirección, comprendemos que existe un elemento en la idea hebrea que no está presente en la palabra griega “ekklesia”. “`Edah” – la unidad de la asamblea reunida – nunca se recoge en la palabra “ekklesia”. El evento de iglesia no significa unidad.  El evento se enfoca en la razón del evento, en resumen, en el llamado de Dios. Nos reunimos porque Dios nos llama a reunirnos, y nos reunimos porque Él tiene algo que decirnos y algo que enviarnos a hacer.

 

Pero eso no es lo mismo que estar en unidad.  La palabra sinagoga es la que nos capacita a comunicar la idea de un total singular y unido.  Si vamos a vivir la experiencia de “`edah”, nuestra reunión no puede enfocarse en los individuos del grupo.  Debe enfocarse en el grupo en su totalidad.  ¿Te da esto una pista a los comentarios de Pablo sobre compartir la mente de Cristo o a los comentarios de Jesús sobre la unidad?

 

La “iglesia” es una unidad, un cuerpo único (recuerda el idioma de Pablo) donde cada individuo se diluye en el todo, en la unidad integrada, donde no existe un miembro singular de más valor que otro y donde cada miembro es vital para el funcionamiento del todo. “`Edah” es cuerpo sin jerarquía, sin “profesionales,” sin buscadores de estatus y sin glorificación personal.  Es la única asamblea, que cumple los mandamientos de Dios.

 

¿Qué instrucciones comienzan a emerger? Quizás debamos reconsiderar “iglesia.” Si la perspectiva bíblica de iglesia es un evento llamado para un propósito de un cuerpo singular y completamente unificado, muchas cosas tendrán que cambiar.

Ahora, ¿Qué harás tú al respecto?
Dr. Skip Moen.
www.SkipMoen.com