Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

Siervo De Abundancia

Hace algún tiempo, atravesé un tiempo de cansancio había ministrado por varios días viviendo un hermoso mover del Espíritu Santo en cada lugar donde me toco ministrar .pero aun así después de esta hermosa experiencia me sentía muy agotado que me llevó a confrontar al Señor en oración de esta manera:

 

-“Oh Señor, nunca me he sentido tan cansado en toda mi vida como hoy. Es como si no pudiera continuar. Mi mente está tan agotada que no creo que pueda llegar a dar mi próximo mensaje. Tienes que venir y quitar esta pesada carga que has puesto en mi vida, en el ministerio, solo Tú puedes dar fuerzas a mi vida:-Señor por favor, ayúdame”-.

 

 

El Espíritu Santo vendría y me ministraría, pero no de la manera que yo creía que lo iba a hacer: quería muestra de cariño, aliento y comprensión. Y aunque todas esas cosas sucederían, serían diferentes a las que yo esperaba que fueran.

 

 

Progresivamente el Señor me guió a 2| Corintios 9:6-11, diciéndome que todo lo que necesitaba figuraba en el pasaje de esta Escritura.
“Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará Cada uno dé como propuso en su corazón, así que vamos a darle, no con tristeza, ni por necesidad. Porque Dios ama al dador alegre.

 

 

“Y poderoso es Dios para hacer que toda gracia abunde en vosotros, que, teniendo siempre toda suficiencia en todas las cosas, abundéis para toda buena obra: (Como está escrito: El que tiene la dispersión, se ha dado a los pobres: su justicia permanece para siempre.

 
“El que da semilla al que siembra y pan para comer, y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia;) Ser enriquecidos en todo para toda bondad, que hacía que a través de nosotros acción de gracias a Dios.” (2 Corintios 9:6-11).

 

 

Leí y releí el pasaje, pero no encontré nada en él. Finalmente, cerré mi Biblia y oré:-“Señor, estoy confundido. No veo aquí nada que pueda ayudar o alentar mi vida”-.
En el contexto de estos versículos, Pablo estaba hablando a la iglesia de Corinto como debía preparar una ofrenda que iba a ser destinada a los santos que sufrían una gran hambruna en la ciudad de Jerusalén. Él les instaba a dar generosamente, pero no de mala manera, sino como los macedonios que habían ofrendado a pesar de su pobreza.

 

 

Entonces pregunté: – Señor, que tiene que ver todo esto conmigo? Si estoy en la necesidad del abatido, del agotado y aún para ayudar aquellos cuyos recursos se hallan en quiebras. Qué es lo que quieres decir
Finalmente, el Espíritu habló con firmeza pero a la vez amorosamente a mi hombre interior: Sergio esto tiene que ver en la forma que servimos a Dios , no solo dar dinero o ayudar a los pobres , sino servir a Dios con un espíritu generoso y alegre.

 

 

-“Te llamé al ministerio no para vivir un ministerio de escasez y de miseria. Todo lo que necesitas está a su disposición -.! La fuerza, el reposo, la energía, la capacidad, el gozo y el ánimo. No hay razón para que tu trabajo sea con tristeza, y sobrecarga. Tienes acceso a toda la fuerza y la alegría!
Esta experiencia me enseñó por el Espíritu algunas lecciones muy importantes que me gustaría compartir con ustedes:

 

 

1. Cuando Dios nos llama a un trabajo específico, Él ya ha provisto todo lo que necesitamos para llevarlo a cabo con la frescura y alegría!
“Y poderoso es Dios para hacer que toda gracia abunde en vosotros, que, teniendo siempre toda suficiencia en todas las cosas, abundéis para toda buena obra” (2 Corintios 9:8).

 
Piensa en lo que se está prometiendo aquí: Cuando estás cansado y no crees que pueda ir más lejos, Dios es capaz de revitalizar todo lo que necesitas – en todo momento, en cada situación posible!
Esta promesa incluye el poder para evitar que te caigas. Conozco de muchos cristianos que absolutamente caen por el temor y pierden la meta. Tienen miedo de que el diablo los atrape de alguna manera – y solo caminan en un continuo llanto delante de Dios!

 

 

No importa cuán poderosa puede ser la tentación o cuanto desanimo provoca tu falta de resistencia, Dios dice esto acerca del poder que hay en su nombre:
Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, judas 21(RVR)

 

 

Es como si el Señor estuviere diciendo: “Escuchen, todos ustedes los que son pastores! Escuchen, todos los que se congregan fielmente a mi casa y ministran en la oración, en la alabanza y en la intercesión! Quiero darle una abundancia de fortaleza, esperanza, gozo, paz, descanso, bienes, el estímulo y la sabiduría. De hecho, quiero que tengan abundancia de todo lo que necesitan – en todo momento”

 
Dios nunca tuvo la intención de que seamos pobres espirituales, pobre en las cosas del Señor. Por el contrario, el siervo abundante es el que goza de una revelación de todas las disposiciones maravillosas que Dios ha preparado para él! Y camina tras esta revelación por la fe.

 

 

2. Puesto que Dios ha prometido bendecirnos de manera sobreabundante, espera que le demos todo lo que tenemos – con todo nuestro corazón!
Dios no acepta a regañadientes el servicio de nadie.
“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como al Señor, y no al hombre” (Colosenses 3:23).

 

 

“Sinceramente” significa, “con todo tu corazón -. Todas tus fuerzas, todo lo que está dentro de ti”
Pablo escribe: “Cada uno dé como propuso en su corazón, así que vamos a darle: no con tristeza, ni por necesidad [de mala gana ]…” (2 Corintios 9:7). El apóstol hace una doble aplicación en esta cuestión de dar: Tiene que ver con nuestra disposición en las finanzas – y la entrega de nuestras vidas a la obra de Dios!

 

 

Pablo escribió que la iglesia en Macedonia, literalmente, le rogó que les permitiera hacer una colecta para la pobreza, que sufrían los santos en Jerusalén. Estos macedonios eran tan completamente entregados al Señor, que ellos mismos dieron de su pobreza! En ese momento, ellos estaban atravesando una situación peor que la Jerusalén a causa de la guerra. Su economía se había desmoronado, la depresión los había golpeado y todo estaba fuera de control. Sin embargo, a pesar de toda la anarquía y el caos, dieron todo de lo que había – por encima de su capacidad – con generosidad!

 
Pablo expresa que los macedonios dieron mucho más que dinero. Ellos le dijeron: “Aquí está nuestra ofrenda. Ahora, ¿qué quieres que hagamos? Ofrecemos nuestros servicios a la obra de Dios!””… Pero antes se dieron a sí mismos al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios” (8:5).

 

 

3. Finalmente, Dios espera solo que le sirvan con Alegría – sin murmuraciones ni quejas. Si vas a brindarte por entero al servicio del Señor, deberás hacerlo con alegría!
“… Porque Dios ama al dador alegre” (2 Corintios 9:7).

 

 

Cada vez que me siento cansado recuerdo este pasaje que Dios me llamo a ser un siervo de abundancia, que nos llamo al ministerio para que caminemos con la frescura de Dios en nuestras vidas
La palabra “alegre” en griego significa aquí “divertido, alegre feliz,” – – con un corazón alegre, buena voluntad, alegría, estar lleno de júbilo.

 
Dios está diciendo: “Hagas lo que hagas en tu trabajo para mí – si se trata de interceder, adorar en mi casa, o la búsqueda de mí en tu lugar secreto – hazlo con gusto alegría y generosidad con todo – tu dinero, tu servicio, tu tiempo, tu vida! ” Yo te pregunto: ¿Ha de servir al Señor sintiéndote un cero a la izquierda y con poco valor.
¿Es sólo una carga, que mayormente sobrellevas con tristeza y cansancio?

 

 

Dios no quiere que te quejes de tus cargas – Él quiere que sobrelleves todas estas cosas en tu vida echando mano de su Palabra!
Dios tiene un talonario de cheques para tus recursos para ti! Él te está diciendo: “Ya he preparado provisión para ti. ¿Cuán grande es la necesidad en tu vida que no pueda ser suministrada más de lo necesario, qué tipo de cansancio o de carga es tan pesada que no te puede darte super-fuerza para resistir? Lo único que falta es la fe! ”

 

 

¿Te sientes como el último de la fila? Cansado, abatido, a punto de renunciar? Te reto a que conteste las siguientes preguntas con un simple sí o no:
Por último, ¿puede alguien o algo en el cielo o en la tierra separarnos del amor de Dios que es en Cristo Jesús?
¡No! ¡Nunca!

 
Yo llamo a esto un Salvador generoso! Nos hemos convertido en ricos espiritualmente a través de todos sus recursos para con nosotros!

“Al ser enriquecidos en todo para toda bondad, que hacía que a través de nosotros acción de gracias a Dios” (2 Corintios 9:11).
Querido consiervo, confesemos cualquier murmuración y queja que pueda haber sembrado un sentimiento de culpa en el corazón con una actitud de desesperación. Renuncia a todo ante el Señor ahora mismo!  Ora conmigo:

 

 

“Señor, Tú me has hecho rico hoy. Soy rico en fuerza, porque tú me dijiste que tengo todo lo que necesito en todo momento. A partir de ahora cuando me sienta cansado, en lugar de quejarme contigo, recordare que he sido llamado a ser un siervo de abundancia y que tú tienes tu toda la fortaleza que necesito para que pueda acabar mi carrera con alegría y frescura “!

 
Declaro en el nombre de Jesús que Dios levanta siervos de abundancia en toda nuestra nación para la extensión de su reino.

Sergio Cáceres
[email protected]