Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

Misericordia Incomprensible

Misericordia Incomprensible

 

Mas de la casa de Judá tendré misericordia, y los salvaré por  su Dios; y no los salvaré con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos ni jinetes. Oseas 1:7.
¡Magnífica palabra!
El mismo Dios librará a su pueblo en la grandeza de su misericordia, más para ello no
empleará medios ordinarios.
Los hombres son tardos para dar a Dios la gloria que a su nombre es debida.
Cuando van al combate con espada y con arco y salen victoriosos, deberían alabar a
Dios; pero en vez de hacerlo así, se envanecen de sí mismos y se vanaglorian de sus caballos y caballeros.
Por eso, Dios a veces se decide a salvar a su pueblo sin causas segundas, para que toda la gloria sea suya.
Mira, pues, alma mía, únicamente al Señor, y no al hombre.
Espera verle más claramente cuando no haya otra persona a quien mirar.
Si no tengo amigos ni consejeros que me favorezcan, no por eso he de dejar de confiar, si tengo la experiencia de que el Señor está a mi lado; y me regocijaré si Él me da la victoria sin combate, como la anuncia en este versículo.
¿Por qué pedir caballos y caballeros si el mismo Señor se apiada de mí y alza su brazo en mi defensa?
¿Para qué necesito yo arco ni espada si Dios me salvará?
En Él confiaré y no tendré miedo, desde ahora y para siempre.
Señor que más puedo pedir? A donde más puedo ir? Tu eres mi escudo y mi salvación. Amén.
Charles Spurgeon.
Libro De Cheques Del Banco De La Fe.

 

Haz clic acá abajo para ir al video con Serafín Contreras Galeano con el tema: Misericordia Incomprensible:–>>