Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

El Dilema De La Navidad: Pagana O No Pagana.

El Dilema de la Navidad: Pagana o No pagana?

Cada año la navidad despierta un dilema entre los cristianos. Hay tres grupos de creyentes en relación a este tema: Los que se oponen llamándola pagana, los que la celebran sin examinar absolutamente nada, adaptándose al sistema de esta sociedad y los que están conscientes del origen pagano, pero desmantelan lo pagano, redimen la historia para exaltar el regalo más grande recibido por la humanidad: Jesús, el Salvador del mundo, Redentor de nuestros pecados.

 
Lo pagano nunca debe desmontar la verdad integrada porque hay varias historias de la Biblia donde redimió lo pagano para exaltar una verdad eterna. Una de esas historias es el sacrificio de Isaac por parte de su Padre Abraham. La pregunta que viene a nuestra mente es: Cómo es que Dios pidió a Abraham sacrificar a su hijo Isaac cuando los sacrificios humanos eran una práctica pagana?
La enciclopedia católica describe esos sacrificios paganos de esta manera:
“Las religiones de los pueblos en torno a los judíos del A.T.  solían tener sacrificios humanos.

 

Los egipcios tenían un extenso sistema de sacrificio. Solo el rey y los sacerdotes podían entrar en el santuario donde se preservaban las imágenes de los dioses, a los que diariamente ofrecían alimentos y bebidas que colocaban en la mesa del sacrificio.  Al poner la piedra de fundación de un nuevo templo, ofrecían sacrificios humanos (abolidos por Ramassides). Al dios favorito de los egipcios, Ammon-Râ, le hacían numerosas y muy costosas ofrendas. Finalmente la religión egipcia cayó en la adoración de bestias.

 
Los cananeos hacían sacrificios en las montañas. El Antiguo Testamento menciona que sacrificaban niños al cruel dios Moloc. Los Fenicios sacrificaban animales, pero también hombres y niños a Baal y Astarte.  Los animales imperfectos o los enfermos estaban prohibidos.

 

Los sacrificios se realizaban para hacer suplicas o en agradecimiento. Cuando la víctima no se consumía se utilizaba para un banquete con música y baile.
Para los romanos el objeto del sacrificio era obtener favores o evitar la ira de los dioses. En el panteón romano se unió el culto a las deidades de diversas tierras conquistadas”.

 
Nuestra nueva pregunta es: Que acerca de los judíos sobre los sacrificios humanos?
El sistema de sacrificios judío tiene algunas ideas y ritos similares a los de las religiones paganas. Esto no debe ser motivo de escándalo ya que las religiones paganas contienen semillas de verdad que más tarde debieron ser purificadas de errores gracias a la revelación divina.

 
La religión revelada no rechaza la religión y la ética natural, sino que la purifica de error y las eleva para que cumpla plenamente el plan de Dios. Por ejemplo, la religión oficial judía rechaza los sacrificios humanos (cf. Deuteronomio 12,31; 18,10) que eran frecuentes entre algunos pueblos paganos. La prueba de Abraham (Gen. 22,1s) finaliza con la prohibición del sacrificio de Isaac. Los israelitas consideraban el sacrificio humano como una profanación del nombre de Dios (Cf. Levítico 20,1s).

 

Según la ley de Moisés los primogénitos de toda criatura eran sacrificados al Señor, pero expresamente hace excepción de los nacidos de mujer que deben ser redimidos y no sacrificados. En su lugar se debía sacrificar un animal. Este concepto de substitución es una referencia metafórica profética al sacrificio de Jesús en la Cruz. Él es el Cordero que se inmola para redimirnos.
Ante la pregunta: ¿Por qué Dios pidió a Abraham sacrificar a su hijo Isaac siendo esa una práctica pagana?

 
Creo que es evidente que solo se usó una práctica bien conocida en ese tiempo para revelar una verdad profunda. Era un tipo del sacrificio de Jesús por nuestros pecados. Dios solo usó una parte de la práctica pagana y la redimió y detuvo la ejecución creando una sustitución.
Creo que es lo mismo con el dilema de la Navidad.

 
Existen diversas teorías sobre el origen del 25 de diciembre como día de la Navidad. Según defiende William J. Thige, ya en el siglo III se celebraría el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre, aún antes de que los romanos celebraran la fiesta del Sol invencible (Sol Invictus).
Según otros autores, la celebración de esta fiesta el 25 de diciembre se debe a la antigua celebración del nacimiento anual del dios-Sol en el solsticio de invierno (natalis invicti Solis), adaptada por la Iglesia católica en el tercer siglo d. C. para permitir la conversión de los pueblos paganos.

 
En Antioquía, probablemente en 386, Juan Crisóstomo impulsó a la comunidad a unir la celebración del nacimiento de Cristo con el del 25 de diciembre, aunque parte de la comunidad ya guardaba ese día por lo menos desde diez años antes.
Mi posición personal es usar esta fecha desmontando todos los aspectos paganos y centralizando todo en el más grande regalo recibido por Dios para la humanidad.

 

De por si no solo la navidad tiene orígenes paganos, aún hay cosas que las iglesias cristianas hoy usan y su origen es tan pagano como la fiesta navideña, sin embargo, se usan sin problema como son: el uso del púlpito para predicar, la construcción de edificios llamados iglesias o templos, el tipo de auditorio usado en los cultos donde unos pocos hablan y los demás son espectadores, el sermón contemporáneo y muchas cosas más. (Recomiendo el libro: Paganismo en tu cristianismo? De Frank Viola Y George Barna).

 

Yo prefiero redimir el pasado, redimir la historia, redimir las prácticas para darle el sentido verdadero y centralizarlo todo en Cristo y exaltarlo a él y si lo hago en familia como lo acostumbro a hacer, disfruto la comunión, estrecho la relación y exalto al Dios amoroso y tierno.

 

Hay un dicho popular que lo inserto acá: “El hecho que el agua de la bañera este sucia no significa que debo tirar el niño junto con el agua. Es mejor cambiar el agua sin tirar al niño”
Yo escojo este sendero en vez de tomar el de la contención, el juicio y la censura perdiendo la compasión, la ternura y la belleza de la vida demostrada en el Señor y Salvador de mi vida.
Serafín Contreras Galeano.
www.serafincontreras.com

Haz clic acá abajo para ver el estudió compartido por el Pastor Chuy Olivares sobre Las Tradiciones de la Navidad: