Suscríbete al Boletin de Serafin
Compartir en Facebook

Ingresa su información para enviarte mi Boletín Semanal GRATUITAMENTE.





Síganos en las redes sociales!

Adelante, Siga Adelante

 

Adelante…No te detengas..Sigue Adelante

“Así que mi consejo es que dejen a esos hombres en paz. Pónganlos en libertad. Si ellos están planeando y actuando por sí solos, pronto su movimiento caerá; pero si es de Dios, ustedes no podrán detenerlos. ¡Tal vez hasta se encuentren peleando contra Dios!.”

Hechos 5.38-39

 En términos de lógica, la afirmación anterior es llamada “lógica circular” o “pensamiento paradójico.” Un ejemplo sencillo de esto sería….el agua es mojada. Como sabes que es mojada?

 

Sabes que es mojada porque es agua. Aunque este tipo de afirmaciones son ciertas, la lógica utilizada es un poco floja. Entonces, en este versículo vemos la misma cosa. Si los planes fallan, son del hombre, pero si dan resultado, son de Dios. Como sabes si son de Dios, si dan resultado. Me gusta la idea de esto, pero dicha de otra manera. Los planes de Dios resultan a la larga.

 

Acá esta el problema. Cuando estamos en medio de nuestros planes y las cosas no parecen estar dando resultado, brincamos a la conclusión de que lo que estamos haciendo no esta en el plan de Dios para nuestras vidas. Y viceversa, cuando las cosas van de maravilla, debemos entonces estar dentro del plan de Dios. Este modo de pensar me parece un poco tonto.

 

La gente puede vivir buenas vidas y no tener nada, y otros pueden vivir lo que parece ser vidas malvadas y aun así tener mas de lo que necesitan. Entonces como podemos juzgar nuestras vidas basándonos en las circunstancias externas, mucho menos a corto plazo.

 

La medida de vivir una vida en la voluntad de Dios o en Su corazón, no es qué tan cómodos estamos o qué tan bendecidos seamos con bienes materiales.

 

El vivir una vida devota no garantiza que las cosas serán fáciles o que tus planes se darán. La medida de una vida devota esta en que nunca te des por vencido al luchar por lo que sabes que es cierto, el amor de Dios.

 

No estas luchando por una causa, un político o un estatus económico. Estas siguiendo adelante, plantando semillas que traerán consigo una cosecha.

 

Hoy, como estas midiendo tu vida? Aun continuas hacia adelante? Si lo estas, no hay nada que te pueda detener de compartir el amor de Dios en un mundo quebrantado. No pelees por comodidad. No pelees por placer. No pelees por una causa.

 

Pelea por el amor de Dios y por amor a Dios pelea! Sigue adelante, abriendo camino, plantando semillas al amar a los que te rodean.

 

Robert & Rebecca Vander Meer

LaArboleda.net

Ezekielsgrove.com